FUERA DEL CONCURSO DE RELATOS, XXVIII Edición: LA GUERRA DE LOS MUNDOS de H.G. WELLS


FUERA DEL CONCURSO DE RELATOS, XXVIII Edición: LA GUERRA DE LOS MUNDOS de H.G. WELLS

Acabado el plazo del concurso de relatos con esta entrada me apunto a los de fuera de competición. 👽🖖🏼

La invasión de la noche de Halloween

Ni a los servicios de seguridad americanos ni a los científicos empollones de la NASA se les pasó por la cabeza que pudieran ser invadidos por alienígenas, sin darse ni cuenta y de una forma tan infantil. Ese año se celebró el cincuenta aniversario de E.T. el extraterrestre. Y claro, durante el mismo, se fue haciendo caja vendiendo infinidad de productos relacionados con tan simpático personaje.

Así que cuando llegó la noche de Halloween tampoco fue de extrañar que, hasta en el más pequeño de los pueblos estadounidense, al menos tres cuartas partes de los pequeños fueran disfrazados como su héroe espacial; haciendo el conocido «truco o trato» con su dedo luminoso. Que mejor ocasión para ir abduciendo a los ingenuos habitantes, casa por casa, sin saltar ninguna alarma de seguridad nacional ni derramando una gota de sangre.

La prepotencia del ejercito más poderoso del mundo le hizo obviar las multitudinarias lluvias de estrellas fugaces del aquel caluroso verano. Entre los incontables ecos, de sus sofisticados y secretos radares de vigilancia del cosmos, se les colaron miles de pequeñas naves alienígenas; igual que los virus ocultos entre las partículas de un estornudo.

Por ello los pequeños extraterrestres; de hecho, entre las razas alienígenas, podrían considerarse como pigmeos espaciales; con sus platillos volantes casi de juguete llegaron en masa a la vista de cualquiera que mirara el cielo, pero sin ser vistos por nadie al ser considerados como una estrella fugaz más.

Gracias a los satélites de comunicaciones terrestres, después de descifrar los códigos y aprender los diversos idiomas, estos mini aliens se enteraron desde las previsiones meteorológicas hasta las costumbres humanas como las numerosas mentiras o la continua desinformación sobre los hechos relevantes. Fijaron su interés en Estados Unidos por su insaciable afán consumista; Además, si tenían éxito, también controlarían el armamento más poderoso de La Tierra.

Los pequeños marcianos si bien físicamente eran como terráqueos de diez años, pero con la fuerza de un adolescente, su mayor recurso era el intelectual. No porqué su inteligencia fuera de superdotados, más bien por sus capacidades telepáticas y de sugestión con cualquier ser vivo; desde un simple insecto a cualquier adulto de homo sapiens.

Salvo unos ojos más grandes de lo normal, y de casi cualquier color, estos aliens de menos de metro y medio podrían pasar por niños de lo más normales. Por ello, mientras llegaba el día «D» de su invasión, paseaban por las calles, entre nosotros, simplemente llevando unas negras gafas de sol. En cuanto al dinero no tuvieron ningún problema, al sacarlo en pequeñas cantidades de los cajeros automáticos, hackeando sus supuestos inviolables sistemas.

Comprar las mascaras de E.T. tampoco fue un problema, haciendo pedidos directo a fabrica y de entrega en puntos de recogida, como estaciones de servicio o las mismas oficinas de correos; para paquetes marcados como juguetes, nadie le pide a un niño identificación, máxime si este entrega todo sonriente su resguardo.

Aquella noche del treinta y uno de octubre USA, el país más poderoso del mundo, fue invadido por extraterrestres; sin medir ni uno de ellos más de un metro cuarenta. El trato de esa noche de Halloween era comerse una gominola verde; o en su defecto, el truco consistía en señalar con el dedo luminoso al interlocutor. Ambas opciones abrían una puerta trasera en el cerebro para su abducción con ondas cerebrales; emitidas por, los también hackeados, repetidores 5G de telefonía.

Ese uno de noviembre; día de todos los santos o, más bien ya, de todos los abducidos; nada había cambiado aparentemente y los estadounidenses siguieron con su vida normal; al menos eso seguían ellos creyendo. No les extraño que a nivel local los delitos fueran menos sangrientos y sin víctimas mortales, o que las relaciones exteriores siguieran igual de tensas pero siempre in extremis se evitara cualquier conflicto bélico. Y claro, que las calles se llenaran de niños emancipados, y todos ellos con sus negras gafas de sol, tampoco les llamó mucho la atención. 👽😎🖖🏼



22 respuestas a «FUERA DEL CONCURSO DE RELATOS, XXVIII Edición: LA GUERRA DE LOS MUNDOS de H.G. WELLS»

  1. ¡Vaya JM! ¡Has hecho doblete! 😊
    De entrada decirte que con el título estoy de acuerdo, Halloween es una invasión anglosajona en toda regla, ¡dónde se ponga la noche de difuntos!
    Pero vamos a por tu historia: ligera, con sentido medido del humor, visual, que he visto a los pequeñajos grandes marcianos sellando el trato de la gominola verde y el dedo encendido.
    Si el resultado final es una sociedad más pacíficas, bienvenido los enanos emancipados de gafas de sol.
    Una delicia de relato, ya te digo.

    Le gusta a 2 personas

    1. Hola, Tara. Me alegro de que mis marcianitos invasores te hayan caído tan bien. Lo de niños siniestros y crueles ya lo tenía muy visto, prefería algo ligero pero no simplón con invasores bajitos que nos ayudaran a seguir adelante en La Tierra sin mandarlo todo al carajo.
      Gracias por pasar y comentar 👽😎🖖🏼

      Le gusta a 1 persona

  2. ¡Hola, JM! Ostras, habrá que estar pendiente del Halloween de 2032. Una invasión alienígena en toda regla y de la manera más eficaz, como es la invasión sutil a lo La invasión de los ladrones de cuerpos. Me gusta que lo hayas ambientado en esa fecha dado que coincide no solo con la maravillosa película de Spielberg, sino con el mítico programa de Wells emitido en 1938 durante esa noche.
    Pero es que además usas la inocencia de los niños como el arma más mortífera para llevarla a cabo, lo que da a la historia un punto macabro que se agradece mucho. Me encantó el relato que, además, estrena la nueva modalidad de este año. Un abrazo!!

    Le gusta a 2 personas

    1. Hola, David. Pues yo estoy más encantado, te ha gustado el micro y ha estrenado el modo no concurso, así que todo perfecto.
      Halloween da mucho juego en esta época y aunar esa fiesta infantil con una invasión extraterrestre a un país tan amigo de estar en fregados me pareció un buen jarabe de palo 😁🖐🏼😎👽🖖🏼

      Me gusta

  3. ¡Genial, JM! Me apunto a esta invasión.
    La verdad es que no necesitan ser superinteligencias extraterrestres, con un poquito ya superan a la mayoría de los invadidos.
    Me encantan también esos alien de medio metro. Siempre pensamos que nos invadirán los gigantes, cuando serán mucho más peligrosos cuanto menos ofensivos nos parezcan.
    Comentar también lo curioso de la «invasión» yanqui del Halloween de la que todos hablan. Cuando en realidad no son capaces de crear nada, sino de coger una «fiesta» extranjera, ridiculizarla y exportarla como suya. La pureza, el misticismo del Samhain se ha convertido en una parodia para regusto de muchos. Las cosas de las modas.
    Buen relato y expléndidamente narrado.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. La historia made in USA tiene más sombras que luces a costa del egoísmo y su avaricia de poder a costa de quien sea. De ahí que quise con mi humilde micro darles una lección a su desmedida prepotencia.
      Pero lo que más me satisface es que a ti te haya gustado. 🍻🍻 0.0 😁🖐🏼

      Me gusta

  4. Bueno, JM, por una vez la invasión extraterrestre ha traído algo bueno a la humanidad aunque sea a base de abducirnos. Bien pensando, ya hemos sido abducidos por las redes sociales, el fútbol y el Sálvame, así que…
    Buen y divertido relato, compañero. Felicidades fuera de concurso.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, Ana. Si por casualidad me leen los extraterrestres ya les dado una buena idea y hasta un plan para invadirnos sin que siquiera nos enteremos. Bueno, si vemos que las guerras, terrorismo y hasta el cambio climático descienden igual es que ya los que mueven los hilos tienen más cerebro que los actuales y por lógica no son terrestres.
      Me alegro de que te haya gustado, gracias por pasar y comentar. 👽😎🖖🏼

      Me gusta

  5. Hola, Vanjav. Un relato muy creativo. Y que ha sembrado dudas en mí para la próxima celebración de Carnaval. Me temo que voy a ser muy escéptico con todo aquel o aquella que se me arrime con algún disfraz algo desnaturalizado del «espacio exterior».
    Me ha divertido y me ha gustado.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, Carles. Sí ándate con cuidado por si te ofrecen una gominola verde o te quieren enseñar su dedo luminoso. Pero bueno, estos gnomos espaciales, al igual que los de aquí, son más bromistas que malas personas.
      Me alegro de que te lo hayas pasado bien leyéndolo. Gracias por pasar y comentar 😎👽🖖🏼

      Me gusta

  6. Hola, JM Vanjav: Yo también sospecho que la ingenuidad y el snobismo nos abducen en beneficio de… los fabricantes de cualquier capricho material, intelectual, ético… «Estar en la onda»… Muy divertido el desfile de pequeños anteojudos… que me traen a la cabeza a los minigenios de las computadoras y los celulares.

    Le gusta a 1 persona

  7. Hola, JM. Qué invasión más divertida, así deberían ser todas, aunque ahora que se acerca el truco o trato me has puesto en guardia, no sé si comprar caramelos o birretes de plomo de varios centímetros de grosos, no creo que el papel de aluminio escape a semejante tecnología, jejeje.
    Muy bueno, divertido y original.
    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, Pepe. Pues yo también creo que nos vendría bien una invasión así. Ya veremos si hay algún cambio en los americanos después de ese Halloween.
      No obstante, aquí andaremos literalmente con pies de plomo para evitar que nos lleguen sus radiaciones.
      Me alegro de que te haya gustado y más si te ha divertido. Gracias por pasar y comentar. 😎👽🖖🏼

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.