Las mujeres no son rencorosas, tienen memoria fotográfica


La leyenda, tan real como la vida misma, que un hombre sólo es capaz de hacer bien una cosa a la vez o a lo sumo dos, mientras que una mujer puede con media docena sin esfuerzo, resulta de lo más embarazoso cuando una de las cosas en juego es una desavenencia.

Hay quien dice que, si discutes con una mujer y te acepta tablas, es una victoria para ti. Es totalmente cierto, el sexo débil (menos mal, si llega a ser fuerte, a la primera riña nos bautiza y nos da la extremaunción) después del conflicto no nos guarda rencor, tiene un álbum fotográfico de la misma o, incluso, la película completa en versión extendida.

Pasado el tiempo, si sale el tema de conversación, que no nos pase nada, el aluvión de reproches perfectamente detallados, no tiene nada que envidiar al que le cae un alud en los Alpes y le entierra bajo 50 metros de nieve.

Lo mejor del caso, es que hay alguna discusión (pocas) en la que, honestamente, tu tienes la razón y, después del calentón, te debiera ser reconocida en buen fair play. Pues no, con el paso del tiempo, a ti casi se te ha olvidado todo, mientras que tu adversaria se recuerda del día, de la hora, que tiempo hacía, que llevabas puesto y de la bronca palabra por palabra.

Con semejantes pruebas, no hay juez que te exculpe, por mucho que la verdad este de tu lado; tu solo aportas tu palabra y algún balbuceo.

La única manera de ganar una discusión a una mujer es, que tu tengas la razón, poder contar con dos testigos y que la bronca sea ante notario.

 

2 comentarios sobre “Las mujeres no son rencorosas, tienen memoria fotográfica

  1. No todas somos así. Y dicho esto, si tienes la mala suerte de tener cerca a una persona, da igual que sea hombre o mujer, échate a temblar. Desde hace dos años se a sumado a mi círculo una mujer que es tal como la describes. Personalmente procura estar callada cuando la tengo cerca para que no se vuelva en mi contra lo que pueda decir, ya que tiene la maestría de dar la vuelta a todo para quedar ella por encima y con la razón y verdad absoluta. Pero vuelvo a decir que no todas somos así, o al menos tengo la suerte de sólo conocer a un espécimen semejante.

    Le gusta a 1 persona

  2. Por supuesto Mar, creo que habrás percibido el tono irónico y exagerado, aunque como tu me confirmas hay alguna asi, la realidad superando a la ficción. Por desgracia el rencor es un sentimiento bastante común y yo creo, que junto con la envidía desmedida, son los más nocivos para quienes les rodean y enfermizos para ellos mismos. Gracias por participar.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.