Desafío Literario Diciembre: La Navidad del señor Elliot


Un desafío del blog Fant Épika by Jessica Galera Andreu

************************************************************************************************************* Me salió el árbol del Terror

«Un golpe despierta al señor Elliot, que se ha quedado endormiscado en su chimenea, con el plato sobre su regazo. Labo lo mira, con el cuello erguido y expresión inquieta. El hombre se levanta con dificultad, convencido de que han llamado a la puerta y cuando abre…«

Mira y con sorpresa no ve a nadie al otro lado, piensa que lo estaría soñando y la cierra la puerta. Contempla a su perro como si este le pudiera contestar y sacar de la duda, Labo le devuelve una mirada con tanta extrañeza como la recibida.

La noche es fría y para los viejos huesos del señor Elliot sentarse en su mecedora al lado de la chimenea es un obligado vicio. No ha hecho más que cerrar los ojos sucumbiendo a ese agradable sopor cuando vuelve a oír unos nudillos picando la puerta. En esta ocasión no hay duda alguna estaba despierto.

Pesadamente repite la misma maniobra de minutos antes y solo cambia su sorpresa. Ahora, con la seguridad de no haber estado dormido, el no ver a nadie fuera ya le resulta inquietante. No hay donde ocultarse y a esas horas con semejante helada no habría, en ninguno de sus vecinos, humor para esa broma.

Pensativo el señor Elliot vuelve a su oscilante trono con una taza de té bien regada de aguardiente. La bebe a pequeños sorbos pero continuos, en unos minutos ya ha recuperado la calma y vuelve a dejarse llevar con sus pensamientos. Recrea los momentos felices de su vida de adelante hacia atrás y justo cuando llega a la infancia se queda dulcemente dormido.

Nuevamente se oye la puerta, dicen que a la tercera es la vencida, y en esta ocasión al abrirla si ve a un menudo niño. Su aspecto, su cara y en especial su mirada, le resultan familiares. Antes que el señor Elliot pudiera salir de su sorpresa y pronunciar palabra, la joven presencia sin mover los labios, mentalmente, le dijo que venia a buscarle y que se fuera con él.

El viejo también sin mover los labios respondió al niño que no podía ir a ninguna parte una noche tan oscura y fría. Además su perro Labo también era viejo y no podría servir ni de guía o protección. El niño hizo un gesto pensativo y respondió con una oferta que el señor Elliot no podría rechazar: Vamos a ir con Emily.

El hombre emocionado asintió y poniendo la correa a Labo se dispuso a seguir al niño en aquella fría y oscura noche. En el quicio de la puerta como curiosidad preguntó a su joven acompañante si él había llamado las dos veces anteriores y siendo así como es que no lo había visto. El niño se sonrió y sin mover los labios le dijo: Es que esas veces estabas despierto, por eso no me podías ver.

A la mañana siguiente, el mismo día de Navidad, los vecinos se extrañaron de no ver en toda la mañana al señor Elliot ni a su perro Labo. A medio día después de picar repetidamente la puerta sin respuesta decidieron usar la llave que él mismo les había dado por si perdía la suya. Al abrir la puerta un cálido aire enrarecido recibió a la comitiva. Dentro el viejo en su hamaca sonriendo, miraba con los ojos de la muerte, a la ya apagada chimenea. En el sofá Labo acurrucado lucia también con esa misma expresión.

Al final el misterio de sus muertes se aclaró cuando vieron que la chimenea estaba atascada y, con la madera quemándose mal, llenó la estancia de monóxido de carbono. Lo que no supieron es que esa Navidad volvieron a estar juntos Emily, Elliot y su pero Labo para toda la eternidad.


14 comentarios sobre “Desafío Literario Diciembre: La Navidad del señor Elliot

    1. Muchas gracias Manuel e igualmente 🥂🖐️
      Me alegro de que te haya gustado esta pequeña historia navideña para no dormir.
      Tus visitas son bienvenidas hoy o cualquier otro día. En cuanto a beber y después de alguna resaca, como dices, he aprendido dos cosa. Uno a no mezclar y a tomarlo repartido a diario y no todo junto el mismo día 😂🥂👍

      Le gusta a 1 persona

  1. Hola, JM!!! Me hace mucha ilusión que te hayas decidido a participar en el desafío navideño, incluso con un relato tan inquietante. Al final tiene su parte bonita y es la reunión entre el matrimonio. Saliendo o no saliendo en el relato, Emily es ese punto de nostalgia y tristón que consigue darle a la narración un punto bonito.
    Muchas gracias por tu aportación. Ojalá vuelva a verte por allí.
    Un abrazo y felices fiestas.

    Le gusta a 1 persona

    1. En este caso el culpable ha sido JascNet con su desafío especial que incluía pasar por tu blog. Alguna vez lo he hecho aunque lo del Wix no lo controlo. Espero repetir y me alegro de que te haya gustado. Por cierto, no necesité hacer trampa, me salió el árbol del terror y encantado.
      Gracias a ti por los desafíos, espero que no se me despiste el siguiente 😁🥂👍

      Me gusta

  2. Bonito relato, has utilizado el terror pero de tal forma que, a pesar de lo dura que resulta la historia, el final pone un toque de ternura que consigue dejar un buen sabor de boca.
    Tres personajes que se unen en un final feliz.
    Bonitas fiesta y un buen final y comienzo de año.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.