Syn-Opsis agosto 2020


La Catedral del Averno

Un desplazamiento de tierras, a consecuencia de las últimas lluvias torrenciales, provoca daños en los cimientos de la capilla del camposanto. El obispado designa a un sacerdote; en suspensión, y casi repudiado, por realizar exorcismos sin autorización; para hacerse cargo de los trabajos de rehabilitación.

El relegado cura, acompañado por un joven y ateo arquitecto municipal, descubre en el sótano de la pequeña iglesia un muro caído. Al otro lado, un laberinto de túneles, les lleva a un pórtico que da acceso a un inmenso templo de adoración satánica; justo por debajo de todo el cementerio.

El hallazgo de esta gigantesca catedral pagana pondrá a prueba las respectivas creencias y supersticiones del cura y el ateo. Dos irreconciliables puntos de vista que harán una tregua cuando ven como las implicaciones políticas y religiosas, tan arraigadas como secretas, se ciernen amenazantes sobre ellos.

Un desenlace tan incierto como el de la ruleta rusa espera a los dos protagonistas. Nada está decidido, ni el destino ha escrito su última palabra. Cada nuevo paso puede ser también el último, o uno menos, para desenmarañar la mayor conspiración de la ciudad en toda su historia.


4 comentarios sobre “Syn-Opsis agosto 2020

  1. ¡Wow, JM! Esta vez has sido el más rápido del oeste jejejeje! Y además, para sacarte de la manga otra genialidad que nos quedamos con ganas de leer. ¡Esto no pué ser! El título ya es súper evocador y la trama tiene PINTAZA, así que, aunque nos tengamos que quedar con la sinopsis, mil gracias por participar y enhorabuena por la pedazo de historia. ¡Abrazo!

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.