Reto de escritura 5 líneas – Marzo 2022

Marzo: Solución, anterior y casas. En todas las casas se cuecen habas. Lo sé porque he pasado por unas cuantas. En mi anterior hogar se pensaron, solo por mi aspecto, que sería un buen guardián; así que todos los fines de semana, allí solo me dejaban. Bueno, aquel domingo, al oír forzar la cerradura, me … Continúa leyendo Reto de escritura 5 líneas – Marzo 2022

MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (XII) y final

MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR Entradas anteriores: MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (II) MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (III) MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (IV) MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (V) MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (VI) MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (VII) MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (VIII) … Continúa leyendo MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (XII) y final

MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (XI)

MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR Los Alcornoques, 9 (X) El cura (2º Dcha.) A media noche ya todos los gatos son pardos y, siendo un cura con traje a medida, nadie sabría si era del clero, crupier, o incluso agente secreto —máxime, saliendo de un imponente Mercedes negro y tintado—. Don Benedicto, solo con … Continúa leyendo MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (XI)

MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (X)

MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR Los Alcornoques, 9 (IX) El administrador (2º Izqda.) Un viernes al mes, el administrador de la urbanización Los Alcornoques, junto con Penélope —su socia, secretaria y contable—, tenían junta extraordinaria o convención nacional en la capital. La verdad es que únicamente fueron a la primera y, como se enrollaron, … Continúa leyendo MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (X)

MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (IX)

MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR Los Alcornoques, 9 (VIII) Los promotores (1ª Izqda. y 1º Dcha.) A las nueve de la tarde, como de costumbre y de lunes a viernes, los hermanos Alcornoque —los promotores de toda la urbanización— y residentes en la primera planta, llamaron al ascensor para dejar sus respectivas bolsas de … Continúa leyendo MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (IX)

MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (VIII)

MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR Los Alcornoques, 9 (VII) La divorciada (4º Izqda.) Un vivo taconeo, seguido de los ladridos del pulgoso del tercero izquierda, indicaba al resto de la comunidad que la divorciada del cuarto iba a salir de fiesta. De hecho, todos los viernes a eso de las nueve menos cuarto, se … Continúa leyendo MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (VIII)

MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (VII)

MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR Los Alcornoques, 9 (VI) La viuda (4º Dcha.) A las ocho y media sonaron los toques convenidos en el telefonillo y la viuda pulsó el botón para abrir el portal. Su secreto amigo había sido puntual y ella estaba más nerviosa que una solterona en un gimnasio. Cuando llegó … Continúa leyendo MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (VII)

MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (VI)

MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR Los Alcornoques, 9 (V) El muerto Jacinto hacía honor a su nombre por su complejo de guapo. En las primeras citas daba el pego como un Don Juan, pero para la segunda ni le cogían el teléfono, aunque él presumiera igualmente por el número de conquistas. Ya maduro consiguió … Continúa leyendo MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (VI)

MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (V)

MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR Los Alcornoques, 9 (IV) El forense Después de llamar la portera a la policía, el primero en llegar fue el forense que, a las cinco en punto de la tarde, se presentó en Los Alcornoques nueve. Muy oportunamente, esa tarde su partida de mus, era en el bar de … Continúa leyendo MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (V)