Micro I


La broma

A los dos nos gustan las bromas, trabajamos en el mismo sitio y salimos, de vez en cuando, como amigos. Esta vez yo quería ganar el desafío subiendo el listón  y planee bien mi chanza.

Esa tarde fuimos al cine, y a tomar algo, se nos hizo tarde (como yo tenía previsto) y estando cerca de su casa la pedí quedarme con Ella. A la mañana siguiente en la oficina, como quien no quiere la cosa, dejaba caer mientras tomábamos el café, que pasé la noche con Ella.

Pensé que, mi compañera y amiga, se subiría por las paredes cuando todos la miraran con una sonrisita. A medio día, el que era mirado entre carcajadas era yo, no daba crédito hasta que pasé por delante del tablón de anuncios y vi una fotocopia en A3 mía, durmiendo a pierna suelta en un sofá, abrazado a una almohada y con un retrato de Ella justo delante.

Hay que reconocerlo, me ganó bien la partida; cuando Yo iba, Ella ya volvía 😀


16 comentarios sobre “Micro I

    1. Entre bromistas hay buen rollo, él quería sacarla los colores y acabó como el arcoiris.
      Por el detalle de la foto que mencionas, mucho peligro tienes tú con las bromas, seguro que con un círculo rojo y una flecha hubieras marcado el hilillo y la foto de ella 😂😂😂👍

      Le gusta a 1 persona

      1. Jejeje, me has calado vecino, seguro que a mi casa no subes a dormir, antes lo haces en el portal. Pero te diré que hace cuatro días me han sacado una foto sentada a la mesa, con los restos de una larga tertulia después de comer; cafetera, tazas, leches varias, que aquí cada uno tiene sus gustos, pastas…. me vencía el sueño, Morfeo es lo que tiene, solo me quiere de día. Todos se habían levantado, me tocaba recoger. Resumiendo, me han sacado una foto durmiendo sobre la mesa. Juro que mi intención era reposar la cabeza sólo un segundo, pero ya se sabe, el tiempo pasa volando. ¡Madre mía que foto!

        Le gusta a 1 persona

        1. A mi si me pillan fuera de juego me lo tomo a chiste aunque burla más que broma de ello me quieran hacer, no les doy ese gusto.
          El de la historia no albergaba malas intenciones, que eran colegas y buenos amigos, solo quería jugar con el doble sentido. Pero ella que bromista, también era, de segundo nombre tenía Astuta y la jugada acabó en carambola para su lado.

          Saludos Mar

          Le gusta a 1 persona

            1. La verdad es que un poco colorada se puso, algo normal en la gente que vergüenza tiene, pero después del sofocón fue él quien se paso incandescente todo el día. Menos mal que por la tarde ambos, con unas cervezas bien frescas, se rieron de todo el entuerto. 😀

              Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.