Desafío Liteario Imagena de Junio 2020


Desafío Liteario Imagena de Junio 2020

La princesa maldecida

Celska, nuestra siniestra reina, gano a pulso el sobrenombre de la princesa maldecida. Era la menor de los tres hijos del rey, así que su destino en esta vida seria casarse con un noble, a ser posible joven y agraciado, como su hermana mayor Beska. Estaba claro que el reino lo heredaría el primogénito Askar.

De niños, los tres hermanos, jugaban juntos pero la cosa solamente acababa bien si dejaban ganar a la pequeña princesita. Ya, en la adolescencia sentía unos celos incontenibles hacía su hermana desde que su aspecto cambió al de mujer. La belleza y simpatía de Beska era algo que no podía soportar Celska. Por su parte el príncipe ya era un hombre hecho y derecho a punto de tomar el relevo a su padre el viejo monarca.

Al año siguiente cuando la princesita por fin se hizo mujer, comprobó con gran frustración y que aún siento tan hermosa como su hermana no provocaba la misma atención que ella. Ese verano el sol no pudo brillar como acostumbraba por la negrura de maldad que envolvería el reino.

Las comadres de mi villa, brujas o adivinas pera cualquier forastero, ya lo iban presagiando. De niña Celska fue sorprendida varias noches saliendo de la zona más sombría del bosque, esa en donde ni las brujas o alquimistas se atreven a ir para buscar sus hierbas o musgos. Decían que allí habitaban los demonios enviados del infierno para cerrar los tratos de Almas.

En mitad de la coronación de Askar un eclipse oscureció por completo la ceremonia. El viejo rey al tiempo que le tendía la corona a su hijo murió de un ataque. A Beska su hermosa melena dorada se volvió por completo blanca y sus brillantes ojos azules se tornaron negros azabache. Todos los presentes al contemplar semejantes acontecimientos huían despavoridos chocándose entre sí horrorizados.

Al acabar el mes de luto por el rey muerto, su hizo tuvo que quedar encerrado en la torre norte por su falta completa de cordura. Su hermana Beska, por su parte, ya llevaba dos semanas auto confinada en el más lejano convento de clausura de este desgraciado reino.

Celska tomo las riendas y consiguió su objetivo, reinar aún siendo la menor de los tres hermanos. Ahora que ya tenía toda la riqueza y poder ansiado no tuvo limites para seguir consiguiendo todo aquello de lo que se encaprichara tanto fuera cosa, animal o persona. Pero como todo insaciable, los caprichos solo la satisfacían en el momento de conseguirlos.

Con semejante forma de reinar no es de extrañar que a los pocos años de las cuatro villas de mi reino ya no quedara nadie en ellas por miedo a ser objetivo o víctima, lo mismo daba, de la princesa maldecida. Solamente yo, que a la entrada del bosque vivía, decidí acabar ahí mis ya contados días. De mi bosque obtenía todas y cada una de mis escasas necesidades, comida y agua fresca, sin tener que acercarme a mercado o villa alguna.

Desde el aciago día del eclipse, por la estratégica situación de mi cueva del bosque, podía ver cada noche a una sombra embozada cruzar a la parte más sombría. Solo un largo y cuidado rizo rubio me descubriría la identidad de tan siniestra aparición. Estaba claro que Celska debía pagar su trato con los demonios del infierno entregando cada anochecer un trozo de su Alma.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.