Agradecimiento (Micro XLIII)


Desde que te conozco empecé a llevar sombrero. No me quedó otra para poder estar a tu altura. Dicen que a quien buen árbol se arrima… Pues tu sombra ha sido la protección que mi Alma necesitaba. Mi nivel como persona solo puede darte el respeto y todo mi agradecimiento; por eso, cada vez que te veo o a mi lado te siento, yo me quito el sombrero.

Gracias imaginación porque, siendo tú libre y viajera, siempre has estado, estas, y seguramente estarás a mi lado; aquí y hasta en el más allá.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.