MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR Mis réplicas a los compañeros (I)


MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR

Sin ningún tipo de crítica o enmienda, únicamente como ejercicio y tributo a los compañeros, empiezo esta serie de réplicas a sus micros. Lo tenía pensado hacer el mes pasado, pero me pilló el tiempo y solo pude acabar mi propio folletín. Ahora, fuera de toda presión, espero cumplir con ello.

NOTA: Espero que nadie se sienta por ello molesto, pero si es así con decírmelo será suficiente para no faltarle al respeto y borrar esa réplica de la entrada.


Aquí va la primera entrega:

Todo lo que tiene nombre, existe

Publicado por Ainhoa el  (Re)

… Los flashes de los fotógrafos no pudieron ser más explícitos con el cuerpo de aquel funcionario caído en cumplimiento de su deber y las autoridades todas emperifolladas cortando la cinta del ascensor. Lo más vergonzoso fue que cuando el buen señor abrió los ojos por los destellos, les echó a perder el acto y siendo fulminantemente despedido por su impertinencia.

Si al menos hubiera estado muerto le habrían dado una medalla honorífica por ello, pero quedarse dormido al haber habido un corte de suministro eléctrico no tenía perdón alguno. Y máxime rodeado con aquellas pastillas, que aunque fuesen para la ansiedad, daban tan mala imagen.


Futuro en prosperidad

on March 07, 2022 José Casagrande (Re.)

… Desde la profética apuesta de Carbonell no se había producido ningún deceso en ninguno de esas nuevas cajas elevadoras. Así, a cada día que iba pasando, Ada se tomaba las copas después del trabajo a cuenta de su colega. Al cabo de un mes, el detective, ya había aguantado bastantes sonrisas sarcásticas de Esculli y se sacó un as de la manga.

A partir de aquel momento, al menos uno o dos rateros, se empezaron a encontrar tiesos en las cabinas de los ascensores semanalmente. Por lo visto se corrió el rumor —ahora diríamos leyenda urbana— de que en la trampilla superior de los elevadores se escondían los botines de muchos robos e incluso las armas de los mismos. Lo que nadie había advertido era el alto riesgo de quedar electrocutado al andar tocando cosas por ahí.


La venganza

lunes, 7 de marzo de 2022 Cynthia Soriano (Re.)

… La comunidad pasó por alto que el conserje fuera el causante de su justa sentencia, considerando a los cuervos como un enemigo y, por lo tanto, merecedor de ser eliminado y hasta erradicado. Ningún vecino se opuso a la derrama necesaria para tomar las medidas pertinentes anti cuervos o cualquier otro pájaro, aunque si fueron bastante rácanos hacía la corona de flores de su asesinado conserje.

Al cabo de un mes; el veneno, gatos asilvestrados, los alambres electrificados, o las cacerías nocturnas en las copas de los árboles; habían dado un balance de mil a uno a favor de los humanos, pero no era suficiente mientras se oyera un solo graznido en aquella comunidad.

Su cruzada contra cuervos y aves en general produjo un desequilibrio en el entorno con el que no contaron, obligándoles en menos de un año a abandonar el edificio por insalubridad y riesgo de derrumbe. Hormigas, termitas, cucarachas, y roedores, libres de sus principales depredadores, camparon a sus anchas en el inmueble.

En la siguiente primavera se volvieron a escuchar los ecos, de triunfantes graznidos, en el abandonado edificio.


Lo pagará

30 de marzo MJRU1Z (Re.)

…Día 666:

Tengo que continuar yo la historia, la mayoría de mis congéneres han muerto. Dicen que con la madurez se adquiere sabiduría, pero se olvidan de que de la soberbia y el egoísmo pueden desarrollarse mucho más. Así el éxito llevó a la celebración y comer esa carne envenenada de odio ha sido la perdición de nuestra especie.

Empezó asaltando nidos vacíos para dar paso a no importar que tuvieran polluelos. Los más agresivos se elegían jefes de la copa del árbol y luego peleaban por apoderarse de las colindantes. La locura llegó cuando uno cuervo (de lo más ruin) decidió que los grajos y cornejas eran inferiores y se podían exterminar para evitar cruces que mermaran la raza de los verdaderos Cuervos.

Día 2001:

Los que hemos conseguido sobrevivir, por estar más desperdigados, vamos a formar una nueva colonia donde tengan cabida todos los que valoren más la vida que el poder, el resto que pelee hasta que se extermine.


¿Próxima parada?

7 marzo, 2022 Javier Sánchez Bernal (Re.)

… Riiiiiiiiinnnnnggggg. Es el puñetero despertador que me ha sacado de una ensoñación. Mi fantasía acabando en pesadilla, el frío sudor que me empapa el cuerpo y los desacompasados latidos son pruebas palpables de ello. También es posible que sea una premonición y hoy no deba coger el ascensor.

He llegado quince minutos primero, veinticinco pisos por la escalera es todo un reto, pero visto lo que soñé mejor no tentar a la suerte; mañana, a lo mejor, sí tenga valor para hablar con ella en el ascensor. Subo con calma, así tengo más tiempo para pensar como la abordaría sin tartamudear ni sonrojarme.

Finalmente, sin mucha fatiga, ya estoy en el piso veinticinco. Justo al pasar se abren las puertas del ascensor. ¡No puede ser! Lola está en él, pero tendida en el suelo como muerta. Ahora sí que no me lo pienso y entro todo decidido. El fuerte olor a gas no me detiene, sacándola de allí tan rápido como puedo.

Lola está muy aturdida y, con amoroso cuidado, la aproximo a la ventana a que respire mejor. Con mis manos en su cintura, para que no se desplome, pasamos varios minutos en silencio mientras ella se recompone. Después, agradecida, me mira fijamente:

—Pensaba en invitarte a desayunar una mañana, pero ahora creo que te debo más de una cena, Querido. —Mi rubor, subido de tono, nos hace reír a ambos.

En la calle, las sirenas de policía y bomberos, también toman el control de la fuga de gas.


La Cúpula

marzo 08, 2022 Pepe de la Torre (Re.)

… Pensé que me saldría con la mía como las veces anteriores, pero aunque ahora estaba en el otro extremo del mundo, me habían localizado y, ni mi nueva identidad ni la cirugía facial, ha sido suficiente para librarme. En estos segundos o minutos, el tiempo ya no tiene valor, en los que cruzo el limbo de mi última consciencia hasta esa negra niebla que me empieza a envolver, veo toda la secuencia como un último pase de mi vida.

Siempre se me dieron bien los casinos al marcar las cartas con una invisible sustancia de mi propia invención. Finalmente, con amabilidad, me iban vetando la entrada pensando que era un ventajista contador de naipes, sin saber que realmente hacía trampas. Y yo, con nueva documentación y diferente aspecto, volvía para ganar moderadas sumas que no me delataran.

Había oído hablar de La Cúpula, un casino clandestino solo accesible por invitación. Años necesité para poder llegar al mismo; era como el resto salvo que las apuestas, al menos, mil veces mayores. Su otra inédita característica era que, en cada mesa de juego, se exhibía un gran letrero con tinta roja:

Cualquier trampa en La Cúpula se pagará con El Alma.

Aquella noche, cuando gané tan inmensa fortuna, poco imaginé que semejante antro estuviese regentado por auténticos demonios del inframundo.


Sube y baja

8 marzo de 2022 Francisco Moroz (Re.)

—Llevamos aquí ya más de diez minutos subiendo y bajando sin parar en este dichoso ascensor.

—Y ni que usted lo diga, esto ya es una vergüenza.

—Ayer, estando todavía arriba, escuche que tenían una avería intermitente y estaban así hasta que saltaba el automático y se quedaban parados.

—Pues vaya, la que nos espera aquí encerrados, sube y baja, como una atracción de feria.

—Por cierto, no me he presentado, soy El Percebe.

—¡Coño! No te había conocido. Yo soy Vanjav, se ve que cuando estás muerto cambia hasta la voz.

—Pues ya es casualidad estar los dos en el mismo ascensor de la morgue. Lo último que recuerdo es que vine a visitarte al hospital, me sentí mal y me ingresaron.

—Y yo esperándote. Se ve que por la ansiedad me puse peor y aquí me tienes.

—Bueno, ahora nos estamos visitando recíprocamente, y ni la muerte nos va a poder separar. ¡Que se joda La Parca!

—Pues, sí. Presiento que esto va a ser el comienzo de una eterna amistad.

—Si ya la liábamos antes, imagínate ahora con todo el tiempo del mundo.

Ambos se empezaron a reír, sin control ni mesura, mientras el ascensor se paraba en la planta del depósito. Debajo de las sabanas, que cubrían aquellos cuerpos, un rictus de carcajada fue su broma de despedida hacía todo el personal de patología forense.


Amor para dos…

9 marzo de 2022 Flor (Re.)

… Ni dos semanas pasaron cuando Marta y Sofía, todavía de celebración en una exótica playa, se fijaron en un atlético galán de mediana edad. Habiendo compartido marido y amante, ahora solo lo segundo tampoco sería problema.

El playboy playero resultó ser solo una esculpida fachada —a base de inyecciones— a la caza de una rica madura que lo enviudara, como en las tres veces anteriores. Marta fue quien, traicionando su soltería, cayó en la red de este Don Juan de piscina.

La nueva esposa, en la misma luna de miel —de dulce, solo tuvo el nombre—, vio las intenciones del ligón de playa; no solo se quitó la máscara, también la peluca, la dentadura y hasta su falso bronceado.

Al menos, estaban en una lujosa habitación del hotel más alto del mundo. Descubierto el engaño y hasta el plan —porque el tipo encima hablaba en sueños —, Marta se lo dijo a Sofía para que tomara cartas en el asunto.

Por casualidad, en la última cena de su estancia, se encontraron y ninguno puso inconveniente a terminar la velada montando un trío. Los habituales anabolizantes, alcohol en exceso, y una buena dosis de pastillas azules, cumplieron con su objetivo sin salir del ascensor.

El lujoso hotel, para evitar cualquier escándalo, se hizo cargo de las estancias; así como de una generosa indemnización por silenciar lo del muerto en el ascensor. Ahora las dos viudas, con la lección aprendida, son la una para la otra, aunque de reojo echen algún guiño.


ACUERDO EXPRÉS

2022-03-09 Isan Bairu (Re.)

… Genara hizo borrón y cuenta nueva con el muerto del ascensor. Solo era la limpiadora y eso, asuntos vecinales. Así, en la siguiente junta de la comunidad fue ascendida a portera —la última, Remigia, desapareció poco después que Nemesio—.

Esta promoción incluía la vivienda del bajo con acceso al jardín del patio trasero. Agradecida, decidió sacar los huesos del ascensor para enterrarlos detrás. Al levantar la tierra se encontró los harapos de un vestido con delantal; Su antecesora.

Ahora, sin muerto en el ascensor, el administrador llamó para que se reparara. Únicamente necesitó engrase y reconectarse a la corriente. La comunidad volvió a la normalidad hasta que Odón fue encontrado por la portera, precisamente, en la cabina del elevador.

El misterioso vecino, todavía caliente, fue cacheado por Genara —el hombre vivía solo y no tenía familia, así que lo que pillara nadie podría reclamarlo—. De valor, exclusivamente encontró doscientos euros en la cartera y una memoria digital escondida —La fotografía era la única afición conocida del finado—.

La policía determinó que a Odón le dio un ataque de corazón en el ascensor, no teniendo tiempo de tomar sus pastillas —cuando la portera lo registró no estaban, pero al ser examinado por el forense a su lado aparecieron—, cerrando el caso sin más.

Al mes siguiente, Genara cumplió su sueño de hacer un crucero por el mundo. A Laureano (el administrador) y Nicasia, con tres muertos a sus espaldas, no les quedó más remedio que complacer a la nueva portera.


Los titulares del día

9 de marzo, 2022 Mayte López (Re.)

… María en esa situación tan desesperada, pasó de rezar y no dejó un solo Santo del Cielo sin insultar, descargándose así de su patética y rutinaria existencia. Se ve que sus airadas quejas tuvieron fruto porque una iluminación llenó la cabina del ascensor y este volvió a funcionar.

Lo curioso es que en vez de bajar empezó vertiginosamente a subir hasta un imposible piso marcado como infinito. María se pensaba que había sido víctima de una broma y en cualquier momento una cámara oculta desvelaría la trampa.

Pues no, cuando finalmente las puertas se abrieron, dos arcángeles agarraron a la mujer de los brazos y la llevaron a una sala donde un montón de santos pedían justicia divina por la ofensa a su buen nombre. María no daba crédito a tan surreal escena.

El juicio fue rápido y la sentencia firme.

«Al día siguiente, los titulares de los periódicos decían»:

El precio de la luz sigue en vertiginoso ascenso, a este paso llegará al Cielo…

En el depósito de cadáveres se despierta la mujer encontrada en el ascensor, más cabreada que una mona y jurando contra todos los santos del Cielo.

En la sección científica:

La mujer que misteriosamente volvió a la vida, tras ser examinada, ya no tenía diabetis y aparentaba estar más sana que una rosa. De hecho, la auguran muchos, muchísimos, años de vida.


12 comentarios sobre “MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR Mis réplicas a los compañeros (I)

  1. ¡Qué bueno!
    Menudo trabajazo que te has llevado… o no, que sarna con gusto no pica.
    En fin, en referencia al mío, me ha encantado la numeración de los días y esa reminiscencia a ‘Rebelión en la granja’ de Orwell le ha quedado perfecta. Es que el poder corrompe… mon ami

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, MJ. Gracias, en esta ocasión ambas porque me tenía que haber puesto a ello primero, pero con mi propia saga a medias he tenido que empezar a mes vencido.
      Lo de los días fue por seguir un poco con tu historia y busqué que fueran significativos. En cuanto al poder, yo diría que es una tentación irresistible para los corruptos. Aunque pocos, algún ejemplo hemos tenido de gente que el poder solo le ha dado carisma. La verdadera fuerza reside en su control, no en intimidar, exhibiéndola. Saludos 🖐🏼

      Le gusta a 1 persona

  2. JM! Menuda manera de escribir te has marcado por este reto. Y esta iniciativa es genial.
    Por la parte que me toca aplaudo cómo la has podido enlazar. Esa cúpula que tanta atención llamó en mi relato la has trasladado de manera fantástica, e incluso le has dotado de un halo aún más misterioso y terrorífico. Felicidades por esa imaginación y ganas de darle de sí.
    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, Pepe. Gracias, sí que este reto me ha roto el saco de la avaricia literaria, pero espero ir remendándolo este mes.
      Me alegro de que te haya gustado mi interpretación. Tu historia me dejo en un suspense del que necesitaba, al menos en parte, resolver. Saludos

      Me gusta

  3. ¡Hola, JM! Es increíble cómo has aprovechado el reto tanto con los micros propios como con los ajenos. De la terna de la entrada me gustó especialmente cómo reinterpretaste con otro tono narrativo el de Cynthia, con ese tono a lo acta de comunidad vecinal. O el de Francisco con los diálogos. Además de las continuaciones de la historia. Incluyo el extra en la lista. Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  4. ¡Vaya currada! aunque la recompensa la tienes asegurada, ya que si sigues como hasta ahora, van a visitarte los autores originales encantados del resultado. Suerte con lo que te queda.
    Saludos

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.