La tertulia de las diez: «La luz de la niebla»


Por mediación de El arca de las palabras del blog de Úrsula un nuevo relato para la ya conocida Tertulia de las diez.


La densa niebla inundaba todo con su fría humedad. Sé que de noche era también por la opaca oscuridad. Caminaba sin rumbo adivinando el camino a mis pasos entre tropiezos y saltos. No sabía hacía donde me dirigía y mis pensamientos hicieron todo lo demás.

Junte mentalmente todos mis sueños; los pocos que en la vida se me habían cumplido y en un tren a rebosar con el resto; mis recuerdos, hasta los más remotos que pude llegar, en ese momento, a encontrar; no podían faltar mis nostalgias, las que a diario me acompañan y las que vuelven en cada momento señalado.

Parecía mucho equipaje para cruzar la frontera que separa los dos barrios. Pero los sentimientos amarraban bien todas esas maletas para que ninguna se perdiera durante el trayecto. Mis pasos se empezaron a embarrar en un fango que freno mi zigzagueante marcha, al poco note una humedad que de los pies me empezó a subir hasta el cuello.

No pudiendo mantener la verticalidad, hacía delante me lancé y braceando continué mi transito en esta húmeda y fría oscuridad. No se cuanto tiempo estuve así, me parecía una eternidad, ya notaba como la gélida muerte me estaba entumeciendo el cuerpo y las extremidades.

A punto de desfallecer vi la luz del otro lado, completamente difuminada, ligeramente, cortaba la tupida niebla. Nadé en esa dirección con más voluntad que fuerza. Ahora ya volvía a notar de nuevo suelo bajo mis pies y continué con un lento y resignado caminar hacía la luz.

Un blanco amarillento me iluminaba mientras daba los últimos pasos apartando instintiva y literalmente la niebla con las manos. Ya no sentía frío, al estar totalmente entumecido, y la paz que sentía me hacía dudar de que lado estaría ya.

Abrí una pesada puerta acristalada, arriba un letrero parpadeante que decía 24 Horas Abierto me hizo sonreír como si fuera una broma celestial. Ya estaba dentro y lo mismo que la niebla súbitamente desapareció yo de mi sonambulismo también me desperté.

En la cafetería de la estación de servicio, al otro lado del estanque del camping me pedí un café doble y un par de donuts para entrar algo en calor. La camarera, después del un cordial saludo mientras me servía en la mesa, no pudo evitar una sonrisa de complicidad; esta era ya la segunda noche, que calado hasta los huesos, por allí yo de madrugada asomaba.

Epílogo para los que, al leer esto, quieran un poco más.

Igual que la noche anterior después de despertar me quedé desvelado y estuve con la señorita Paca, la camarera que no la Parca, de palique hasta las seis de la mañana cuando el personal de mañana la relevaba. Con estas dos atípicas citas y conociendo ella ya mi particular dormitar, no tuvimos problema en quedar las sucesivas noches para charlar sin tanta puesta en escena. De hecho, y eso que ya tiempo ha pasado tanto que Paca y yo estamos jubilados, no he padecido insomnio y ella tampoco me ha vuelto a ver sonámbulo.


9 comentarios sobre “La tertulia de las diez: «La luz de la niebla»

  1. Es una buena estrategia para salir por la noche, yo tengo insomnio, pero el día que esté muy aburrida te llamo, me pongo el pijama y quedamos con la Paca, nos pasamos la noche de chachara y por la mañana cuando llegue a casa, diré que ahora soy sonámbula.
    Qué buena idea JM.
    Me ha encantado la inmensa fantasía que has usado para tu relato.
    Un abrazote. 🌹💝😘🙋🏼‍♀️

    Le gusta a 1 persona

    1. Entre sueños deambular por una densa niebla; pensando que estabas cruzando el umbral del otro barrio, y mojado hasta los huesos; es un poco rebuscado para hablar con la camarera.
      Aunque igual para el Percebe seria de lo más normal.
      Me alegro de que te haya gustado Ivonne, tu critica es tan bienvenida como siempre. 😁🖐

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.