MICRORRETO: CONTINUARÁ (finales) II


Noche de insomnio

Microrretos: CONTINUARÁ…(Finales) II

Tanto por las buenas sugerencias en los comentarios, como de mi propia imaginación, pondré un par de finales alternativos refundiendo estas ideas. He conseguido afinar un tercer final y también cerrar, por una buena sugerencia uno anterior. Por supuesto me sigo ajustando a las 250 palabras en cada uno.

Microrretos: CONTINUARÁ…

Final III (El insomne)

De par en par quedó la puerta del ascenso abierta. Del contraluz del pasillo del portal una gran silueta tomo forma humana. Unas fuertes manos con guantes verdes de nitrilo me inmovilizaron en cuestión de segundos. Traté de ver su cara, pero entre la mascarilla y las gafas de protección solo pude contemplar una mirada enfurecida. Baje la vista, al sentirme apresado como un cordero a las puertas del matadero, reconocí la identificación de su bata blanca era del hospital psiquiátrico, idéntica a la que yo mismo llevaba puesta.
Al ser sacado del ascensor otras dos sombras tomaron cuerpo y por su uniforme me quedó claro que eran policías. A mi paso se apartaron y justo detrás de ellos otra figura, esta vez femenina y con toda la pinta de enfermera, me puso una inyección en el cuello sin ninguna contemplación.
Las piernas empezaron a temblarme y noté como los dos agentes casi en volandas me fueron llevando al exterior del portal. Las luces intermitentes de la ambulancia me resultaban mareantes mientras iba perdiendo toda la consciencia. Ya debía de estar dentro del vehículo bien sujeto a la camilla cuando el último de mis sentidos me iba también abandonando.
Con voces lejanas y distorsionadas percibí algo de su conversación:
Estos son los más peligrosos, además de ser psicópatas adquieren la personalidad de sus víctimas y según les conviene la van alternando, pero no se sabe si son conscientes de ello.
Sonreí en silencio y me dejé dormir por el tranquilizante.


Epílogo (La Viuda Negra)

En los días siguientes no volví a coincidir con La Viuda Negra; ambos estábamos arreglando nuestros papeles de jubilación, y yo ni siquiera había tenido una despedida, bueno la que me dio ella aquella noche corriendo como un loco y luego en su piso bebiendo y riendo; en cambio sí lo hice con los corrillos habituales de las vecinas en el portal.
Me sentía vigilado y hasta atravesado con sus morbosas miradas, seguro que era a raíz de haber entrado yo en el piso de la triple viuda y por las risas posteriores; menos mal que del resto no se enteraron. El caso es que, ni con la edad se me ha curado la timidez y me azoro con facilidad; así que mi sonrojo les sirve para confirmar sus venenosos cotilleos.
Finalmente Ella y Yo coincidimos en la tienda del barrio, casi en clave nos pasamos el número de móvil, para evitar nuevos chismes del acecho al que éramos sometidos. Tuvimos toda la noche que intimamos para hacerlo, pero está claro que somos a la par de despistados.
Lo de hablar a escondidas por el teléfono y vernos en secreto a tomar café o incluso a merendar chocolate con churros nos resultaba de lo más estimulante. A las cotillas de la escalera se les salían los ojos al ver que no salía adelante nuestra relación. Nosotros, en cambio, disfrutábamos como dos niños cómplices de sus travesuras; hasta conseguimos irnos juntos de vacaciones haciéndolas creer que teníamos diferente destino. 😂🥂


6 comentarios sobre “MICRORRETO: CONTINUARÁ (finales) II

  1. ¡Ostras, JM Vanjav! Creo que te leí hace solo un par de horas y en ese espacio has escrito un final alternativo fantástico. Que resulte un psicópata fugado es algo que no me hubiera esperado. Quien es perseguido, acechado y queda indefenso en un ascensor es un tipo de personaje por el que el lector siempre se conmueve y adhiere, sin pensar en que, quizá, se trate de un perturbado. Muy bueno el detalle final que explica que se llega a creer su propia fabulación. Ello justifica y da coherencia a todo un ejemplo de la figura del Narrador poco fiable.
    El epílogo de La viuda me ha resultado delicioso y tierno con ese juego del gato y el ratón con las vecinas, en este caso barrunté en que, quizá, la viuda fuera realmente negra y el pobre tipo se convirtiera en la cuarta muesca de su revólver. Un abrazo!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias David, pues sí al ser domingo, en cuanto leí tu comentario confirme sin dudar de que hacía falta un final un poco más original. Este lo tenía entre varias alternativas y esta fue la que me pareció más inquietante con esa sonrisilla final por parte del narrador, asesino y víctima, a la vez.
      En cuanto a la viuda, más que nada seguir el tono de la misma y derivar la cosa a reírse dejando a las chismosas en la incertidumbre, precisamente lo que peor les sienta. Además ahora siendo ambos pasivos con todo ese tiempo esa doble vida de apariencia y complicidad seguro que les llena y satisface. Podía yo ser más retorcido y descubrir su relación. En la boda, a la que invitadas serian, decir que se mudan al campo. Ya se encargarían las chismosas de mirar las esquelas a diario buscando mi nombre y ser el cuarto finado de La Viuda Negra 😂😂
      Saludos David 🖐

      Me gusta

  2. ¡Jo! Pues si que se lo pasan bien los vecinitos.
    Lo que debería hacer la pareja era morrearse delante de todas las vecinas cotillas.
    Desde luego, imaginación no te falta JM, ni rapidez para inventar otra alternativa más sobre la marcha.
    Hasta pronto, campeón.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Tara, pero la culpa ha sido tuya y estos pequeños desafíos literarios van a ser mi perdición 😂😂
      La verdad que me gusta dar continuidad, siempre la tuerca puede dar otra vueltita. El final que propones no estaría mal cuando las comadres ya desesperadas dieran por perdida su especulación. Aunque sería la despedida de ambos, en el portal delante de todas, al irse a vivir juntos a otro vecindario menos cotilla 🥂
      Hasta la próxima 🖐

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.