FUERA DEL CONCURSO DE RELATOS, XXVIII Edición: LA GUERRA DE LOS MUNDOS de H.G. WELLS (VIII)


La invasión de los Frikis

Vanjav y yo el JM siempre fuimos los frikis del barrio y de todo el casco urbano. Una ciudad pequeña solo es un pueblo grande y como tal , aunque seamos más de tres mil los censados, todos de una u otra forma nos conocemos; sobre todo a quienes nos han puesto un mote.

En el instituto no íbamos al mismo curso pero éramos lo únicos que comprábamos los comics que llegaban al puesto de la Ramona y en la biblioteca nos pasábamos las tardes leyendo todo lo que hubiera de Ciencia Ficción o Fantasía.

No hacíamos ningún mal a nadie pero éramos los dos raritos del insti y ahí todos nos conocíamos. Con el tiempo V y yo nos distanciamos por cuestiones laborales y familiares, pero cuando llegó la era de Internet, aunque ya no éramos ningunos críos, volvimos a conectar igual que la vez anterior.

En el IRC y luego en los foros temáticos las montábamos buenas sin que el resto supiera que podríamos ser sus padres. Ahora, siendo talla LX, que nos digan frikis o viejos retrasados nos da absolutamente igual. Somos los únicos mayores de quince años que en el recreativo de Roque, en vez de hacer cola para coger el taco de billar, nos ponemos en la vieja maquina de flipper a gastarnos los euros.

Ahora que ya estamos jubilados y con la familia en la capital, pasamos de estar paseando por el parque como el resto de los viejos. Por las mañanas hacemos nuestros recados, a medio día solemos comer juntos y por las tardes nos metemos un maratón de cine, el tiene Netflix y yo Amazon; así que, sin echar mano a nuestras colecciones de DVD`s, tenemos streaming para dar y tomar.

Los fines de semana Vanjav los pasa en la casita de campo heredada de sus abuelos porque, entre cuidar las plantas, el jardín y los cuatro frutales, le lleva el día completo. Eso no quita para que por las noches ponga la consola y en red le de pal pelo a cualquiera que lo desafié. Por algo le llaman El Gamer.

Para ese tipo de competiciones de rapidez y habilidad soy bastante negado y en bromas a Vanjav, que está bastante más llenito que yo, le empecé a llamar Capitán Kirk y le gustó; aunque se ascendió porque cuando juega sale como almirante. Yo solo participo si la partida es por equipos y le hace falta uno que dirija la segunda unidad o sea el estratega.

El último fin de semana estuve de visita familiar y no supe nada de mi freak y viejo amigo. Así que, cuando el lunes quedamos para comer, me sorprendió lo alterado que estaba. Yo diría más que cuando empezamos a salir con aquellas dos chicas… nuestras actuales y respectivas divorciadas.

Ese lunes por la tarde, el martes, el miércoles, y hasta el jueves, nos lo pasamos navegando por la red TOR buscando parches y complementos para su nuevo juego de conquista estelar. En el Internet normal solo estaba el juego básico sin las mejoras que lo hacían espectacular.

Ese viernes por la tarde lo acompañe a su casita en las afueras del pueblo, lo de ciudad le viene muy grande a donde vivimos. Nada más cenar fuimos haciendo todo el proceso de actualización y finalmente quemamos el nuevo disco jaqueado. Lo metimos en la consola y vaya que si funcionó.

Ciertamente, la calidad de los gráficos era increíble y si la sensación de realidad, muy por encima de todo lo que hubiéramos antes visto. Esa noche nos hicimos una misión fácil colonizando un satélite parecido a La Luna, pero de una lejana galaxia. El sábado subimos el listón con un planeta donde solo había vegetación y animales prehistóricos.

Con la emoción del nuevo juego no hizo falta ni que Kirk me invitara a quedarme a dormir ese fin de semana. El domingo ya éramos el equipo novel con más puntos, el almirante controlaba las tropas y yo la logística. Nos enganchó tanto este simulador de conquista espacial que rompimos nuestra rutina y decidimos seguir en la casita de sus abuelos hasta que nos quedáramos sin víveres.

En la nevera las cervezas tumbadas llenaban tres baldas y en la alacena tampoco faltaban las latas de fabada, callos o similares. Así que, solo racionando el pan tostado, podríamos aguantar diez días o más. Teníamos la intendencia resuelta y podríamos seguir conquistando planetas sin pasar hambre ni sed.

De lunes a jueves nos quedamos algo atascados para llegar hasta el último nivel de la partida. Así que el viernes, cuando nos dieron el bonus con el que nosotros mismos podíamos señalar los objetivos. doblamos la ración de cerveza en la comida para celebrarlo. Después nos echamos una gran siesta antes de nuestra primera misión especial.

Tardamos bastante en decidir que planeta invadir, finalmente vimos que estaba El Sistema Solar y pensamos en tomar La Tierra. Como no queríamos meter la pata decidimos empezar por una ciudad y joder al hacer zoom en Europa salía hasta nuestro pueblo a todo detalle. Nos pusimos manos a la obra, con solo tres mil habitantes podríamos invadirnos con un mínimo de recursos.

¿CONTINUARÁ?…



La puerta queda abierta que vuestra imaginación haga el resto. Saludos de Vanjav y JM 👽🖖🏼🤖🖐🏼

Por ejemplo:

Acabada la misión, mientras celebrábamos la toma sin bajas de nuestro pueblo, la aldaba de la puerta sonó tres veces. Sorprendidos, porque alguien a esas horas llamase, preguntamos antes de abrir.

—Almirante Kirk, comandante Warlock , soy el teniente Rajd a cargo del escuadrón alfa. La misión ha sido un éxito y traemos al puesto de mando, al capitán del cuartelillo y al alcalde, para ser interrogados.

O bien:

Solo recuerdo que Vanjav y yo celebramos el éxito de nuestra primera misión como dos adolescentes tomando cervezas sin parar. Al abrir los ojos; entre la niebla de mi monumental resaca, los años si cuentan cuando bebes más de la cuenta; me vi ante un espejo, sentado y esposado a una mesa metálica, y observado por varias cámaras digitales. Exactamente igual, o muy parecido, a los cuartos secretos de interrogatorios que salen en las películas. Algo que pude constatar cuando al abrirse la puerta entró un corpulento tipo con su inconfundible traje negro. Se sentó enfrente mío y, con un español muy de Texas, me dijo que jaquear satélites espía y utilizar tropas de élite sin permiso del gobierno es un delito muy, pero que muy grave…

Otra:

El lunes por la mañana, todavía eufóricos por nuestra primera misión, regresamos al pueblo. Todo parecía igual de normal que siempre, si se habían enterado que un escuadrón comandado por nosotros aquella misma noche los habían invadido y conquistado sin baja alguna, es decir con la puntuación máxima. Ellos nunca lo sabrán pero nosotros nunca lo olvidaremos. Así, cuando estos paletos nos llamen friquis, Vanjav y yo nos miraremos con complicidad y sonreiremos al recordándolo.

Etcétera…

6 respuestas a «FUERA DEL CONCURSO DE RELATOS, XXVIII Edición: LA GUERRA DE LOS MUNDOS de H.G. WELLS (VIII)»

  1. Estas reescrituras de la Guerra de los Mundos, te han hecho hasta desdoblar esa ya de por sí múltiple personalidad tuya. Miedo das frikeando por el universo. 😂😝
    La verdad es que esa posibilidad de invadir tu propio planeta sería una opción nada desdeñable.
    Se me van a agotar las cervezas, menos mal que vivo encima de un súper. 😜
    🍻🍻🍻🍻

    Le gusta a 1 persona

    1. Bueno, no te quejes y escoge una de las tres alternativas o bien otra nueva que aquí todo vale. Lo de la cerveza también es recurrente me llevas camino del alcoholismo virtual con tantas rondas, menos mal que los hígados virtuales hay cantidad y se transplante en un plis plas 😂🤣 🍻🍻🍻🤪🖖🏼

      Me gusta

  2. ¡Hola, JM! ¡Hola, Vanjav! Bueno, en esta pequeña antología del género que nos has regalado para el homenaje desde luego te está sirviendo para mostrarnos no solo las variaciones temáticas del tema, sino como homenaje a esas grandes historias que tanto apreciamos los aficionados a la CIFI. Este en concreto me ha parecido una reminiscencia de El juego de Ender, con esa invasión tan recreativa. Estupendo relato y, por supuesto, ¡Frikis al poder!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, David. Si que hay posibilidades con un tema tan abierto si nos dejamos llevar por el. Los frikis no podían faltar al ser los primeros creyentes de mundos fantásticos hasta en los juegos de sus videoconsolas. Por eso me ha gustado el final abierto y danto tres pistas a tres posibles conclusiones de esa particular partida. Gracias por comentar, aquí el Game Over no existe 🍻😁🖖🏼

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.