Escribir Jugando. Noviembre ’21


Noviembre 2021
CartaWild Wood Tarot. DadoStory Cubes.

El viejo de la habitación catorce

Aquella, ya lejana, mañana lo encontraron, su rostro de felicidad disimulaba la frialdad de la muerte. Sin familia ni visitantes, cada tarde a los desamparados como él, narraba sus sueños adolescentes; cuando secretamente, en un claro del bosque, se veía con la hija del terrateniente.


Sus nonagenarios camaradas subían el volumen de los audífonos, para no perderse detalle de esos recuerdos tan viejos como nostálgicos; llegando a sentir, por la emoción, música de liras celestiales.


Las flores de la habitación catorce ese día también se marchitaron. Las Madreselvas cumplieron bien su misión, pero cuando sentimos nostalgia todavía percibimos su aroma.

Honeysuckle. Flor de Bach.

100 palabras justas más el título


15 comentarios sobre “Escribir Jugando. Noviembre ’21

      1. Hola, Mar. Déjate de más, ya me seque la neurona con los relatos de las invasiones y ahora lo pago hasta sin responder a los comentarios.
        Yo lo veo más nostálgico que triste y forma parte de nosotros precisamente para combatir La Soledad y su hermana La Angustia. 🖐🏼

        Me gusta

  1. Precioso relato, JM.
    Poético, dulce, romántico, ¿triste? Más bien realista. Muestras una realidad demasiado cercana y que da más miedo que la misma muerte.
    Cuando eres adolescente ansías cumplir años para vivir solo y alcanzar la independencia, pero cuando ya eres adulto, temes cumplirlos porque te encaminas irreversiblemente hacia la Soledad no buscada.
    Felicidades, un abrazo espumoso.
    ☺️🤗🍻🍻🍻

    Le gusta a 2 personas

    1. Bueno, JA. Ya he acabado los dos desafíos cortos que caducaban con el mes, el tuyo ahora mismo aunque a medio corregir ya publicado también está. Ahora me queda leer vuestros aportes, pero para eso, afortunadamente, no hay fecha de caducidad. 😂
      Sí, que con lo de la edad la velocidad cambia radicalmente. Primero las prisas nos hacen pensar que el tiempo no corre y ahora los años pasan casi sin enterarnos. Al menos, la experiencia nos va enseñando a navegar según las condiciones de la mar.
      Saludos y cerveza 😁🖐🏼🍻🍻🍻

      Le gusta a 1 persona

  2. Un relato entrañable y muy acertado. De justicia es darle protagonismo a nuestros mayores poseedores de un gran bagaje de vivencias de primera mano con las que podemos aprender. A nosotros nos corresponde prepararnos para que el paso del tiempo no nos sorprenda con los cambios que nos impone y, a ser posible, desconcertarle a él; como le sucede al protagonista de tu micorrelato que, a pesar de transitar hacia el elotro lado, lo hace feliz después de haber deleitado a sus compañeros contándoles sus historias.
    Gracias por compartirlo.
    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, siento contestarte tan tarde. Veo que has captado hasta más de lo que pensaba yo que transmitía el micro.
      No puedo por menos que coincidir con tu exposición. Yo también creo que ese es el camino y la nostalgia la luz que en los momentos más difíciles nos alumbre en nuestro camino por la vida. Saludos y gracias a ti por comentar. 🖐🏼

      Le gusta a 1 persona

Responder a Imágenes que escribo Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.