MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (IX)


Los Alcornoques, 9 (VIII) Los promotores (1ª Izqda. y 1º Dcha.)

A las nueve de la tarde, como de costumbre y de lunes a viernes, los hermanos Alcornoque —los promotores de toda la urbanización— y residentes en la primera planta, llamaron al ascensor para dejar sus respectivas bolsas de basura. Era su forma de reivindicar que estuvieron en contra de instalar aquel dichoso y caro elevador.

Los dos viejos gruñones y agorafóbicos —desde la entrega de las viviendas dejaron de ser vistos— que hasta en las reuniones del portal, con sus estridentes voces en off, intervenían desde el rellano. Viviana cada uno en una mano, aunque por dentro comunicaban sus salones; no les gustaría comer solos.


Al abrirse las puertas del ascensor poco les importó que hubiera un bulto humano tirado en el suelo. Es más, pensaron que algún otro vecino, aparte del churrón (meón) del tercero derecha, anónimamente se había unido a su causa dejando ese fiambre. Al ver las pastillas azules derramadas, los dos hermanos se miraron pícaramente, y al fijarse que la mano derecha del muerto sostenía el frasco, con algunas de ellas en su interior, uno de ellos no tardó en arrebatárselo; al finado ya no le harían falta y las del suelo estarían llenas de miasmas.

Aquella noche tendrían buen tema de conversación para debatir durante la cena, aparte de contar con más argumentos para quejarse en la siguiente reunión de vecinos —por supuesto desde su rellano—, airadamente contra la instalación del ascensor; y de que cada vez estuviera más sucio, apestando como una letrina.


3 comentarios sobre “MICRORRETOS: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR (IX)

Responder a JM Vanjav Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.