Todos los días son especiales


Si tan aburridos estamos que clasificamos a los días de buenos o de malos, a lo mejor, cuando nos falte el siguiente día, echaremos de menos hasta el más aburrido de nuestra vida. No somos coherentes, no valoramos tampoco nuestra existencia, por el simple hecho de ser algo que está ahí.

Esto no es un alegato a la vida y bla, bla, bla… simplemente es una reflexión, breve para que no genere un motivo más de aburrimiento, que busca fijar una meta de coherencia en nuestra existencia. Cada día, bueno, malo, o regular, es una etapa que une el anterior con el siguiente; lo mismo que los fotogramas de una película, la de nuestra Vida.

25 comentarios sobre “Todos los días son especiales

  1. Tienes razón. Lo que somos es gracias a la vida, porque sin ella dejamos de ser, y ya está; lo que venga después son creencias, lo único seguro es lo que podemos verificar.
    Lo milagroso, para mí, es que la materia, bajo la forma de la vida, piense, sienta y ame, disfrute o sufra.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.