El selfie


Dicen que la cara es el espejo del Alma, a mi siempre me pareció una frase hecha muy pretenciosa y con más fantasía poética que otra cosa. No obstante, dicha en mitad de un debate sobre temas espirituales, te daba como un latigazo en el corazón. Porque no nos engañemos, hasta el mas docto y seguro de si mismo tiene sus secretos inconfesables, somos humanos y temerosos de algo, en lo más profundo de nuestro Ser.

El caso es que en una de esas clases de teología de bar, me dijeron que mi cara reflejaba un Alma quebrada y atormentada, menudo farol se tiró el colega tratando de frenar mi elocuencia. Estabamos con dos copas, mi punto de confianza y soltura verbal, donde suelo acabar dando rienda suelta a los comentarios, que sin insultar, más incomodan. {Con la tercera ronda se me empieza a trabar la lengua y paso a intervenir casi con monosílabos. Si la cosa se alarga, y llegamos a la cuarta consumición, Morfeo me engancha y evita que haga el ridículo farfullando: «Pon otra más, que la pago yo».

Me pilló desprevenido y sentí ese profundo calambrazo en el corazón, pero acepte el desafio sin pestañear. Fui al baño a hacerme un selfie, frente al espejo, para que el compañero me demostrara su afirmación. Al volver a la mesa no había nadie; estará en el wc, aunque… no me cruce con él cuando yo volvia. Bueno, de mientras, pido en la barra otra ronda, curioso, tampoco está el camarero. Bueno, volveré a la mesa, ¡eh, esto ya parece de broma pesada! ¡no hay nada, esta todo oscuro! sólo al fondo… veo mi imagen reflejada en el espejo.

selfie

8 comentarios sobre “El selfie

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.