Los invasores de espacio


Viajando en transporte público, concretamente en bus, notas en tu propio cuerpo (literalmente) la falta de respeto hacía los demás. Lo de sentarse en los sitios reservados para personas impedidas, o lo de ocupar dos asientos ya lo conocemos todos.

Yo voy a la intromisión de tu propio espacio, y no me refiero cuando el bus va abarrotado. Los tiros van más a cuando tienes ganada la posición, al lado de la puerta por ejemplo, y llega el individuo (aquí no necesito diferenciar género) y literalmente te desplaza un poco o bastante para ponerse él; como si tu no estuvieras allí. Además, no les importa rozarte, esperando a que seas tu quien deje correr el aire.

En alguna ocasión me he quedado, con las ganas de devolver el empujoncito, o recriminar su falta de respeto. Y, bueno, por unos minutos o unas paradas más, me he contenido para no jugar a su despreciativo juego.

PD: creado, editado y corregido con la app móvil 😀👍

7 respuestas para “Los invasores de espacio”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .