Diario de un percebe (soso): 8 de diciembre Día de la Inmaculada


Ayer fué día 7 y me dormí. A las ocho en punto me desperté y gracias a mi dislexia, pensando que era fiesta, opté por levantarme y salir pitando hacía la oficina. Llegué media hora tarde  pero lo compensé saliendo, también, media hora antes.

Hoy, en la mañana, a la hora de costumbre ya estaba con los ojos abiertos, dormirme dos días seguidos ni loco (realmente ni cuerdo) y, para no llegar tarde, me levanté sin demora. Al sobrarme tiempo pude ir andando al trabajo. Así que para las 7:25 ya estaba delante de la persiana de la oficina, esperé diez minutos, supuse que a los de seguridad les había pasado lo mismo que a mí el dia anterior.

Bueno, después de llamar a la central  de vigilancia, me confirman que si necesito entrar para algo urgente me suben la persiana, pero que a todos los efectos hoy es festivo. Que le vamos a hacer, la una por la otra, vuelvo a casa andando y por el camino me paro a tomar un chocolate con churros; hacía años, que no me cuadraba pasar por delante de la chocolateria, a la hora de desayunar 😀

6 comentarios sobre “Diario de un percebe (soso): 8 de diciembre Día de la Inmaculada

Responder a jmvanjav Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.